Transición energética a escala municipal. El ejemplo de Rubí

El pasado lunes 20 de Junio, dentro del ciclo de ponencias que organiza CMES (Colectivo para un nuevo Modelo Energético y Sostenible), disfrutamos de la presencia de Carme García Lores, licenciada en Historia Contemporánea y ex alcaldesa de Rubí, municipio de 75.000 habitantes, que expuso su experiencia en la implantación del programa de transición energética Rubí Brilla durante su etapa como alcaldesa de Rubí.

El proyecto se planteó con la intención de combatir los efectos de la crisis, y de generar una nueva economía no dependiente del incremento del consumo energético, que es una de las razones que se esconde detrás de la actual crisis. Para difundir estos conceptos entre la ciudadanía, el Ayuntamiento publicó el siguiente vídeo:

 


En sólo 8 años, de 2008 a 2016, el programa Rubí Brilla ha permitido no sólo alcanzar los objetivos de reducción del consumo energético y del impacto ambiental sino que también ha permitido reducir los gastos tanto de la administración como de empresas privadas, liberando así recursos para poder hacer inversiones en eficiencia energética que permitieran a la vez reducir aún más el consumo energético, y generar actividad económica y empleo durante los peores años de la crisis. Todo ello ha convertido Rubí en un referente no sólo nacional, sino también internacional, que ha sido galardonado con varios premios nacionales e internacionales, y se ha convertido en un ejemplo para otros municipios que están empezando a implantar las medidas aplicadas en Rubí.
El proyecto Rubí Brilla ha trabajado en cinco áreas diferentes que son el propio Ayuntamiento y todas las entidades y servicios que dependen, por otro lado la industria, que tiene un gran peso en el municipio de Rubí, así como el sector doméstico, el comercio y también la pobreza energética.
Estas cinco áreas han sido tratadas con una metodología de trabajo que la propia Carmen define cómo aplicar el sentido común. La primera medida en todos los casos era hacer una auditoría energética, para conocer exactamente cuánto dinero se destinaban al consumo energético, y en donde se concentraba el mayor coste, permitiendo detectar ineficiencias.
Sólo durante el primer año, y sin hacer ninguna inversión, simplemente modificando las potencias energéticas contratadas y haciendo una mejor regulación de los equipos, sobre todo de climatización, se lograron importantes ahorros que se pudieron reinvertir en los años siguientes haciendo aún mayores los ahorros tanto económicos como energéticos.
Estas medidas, que se iniciaron en la propia administración, se extendieron en las escuelas, colectivos, que eran recompensados con parte del dinero ahorrado, y también a las empresas privadas que se dieron cuenta del potencial ahorro económico que estas medidas podían suponer, pero siempre requiriendo de la participación de los usuarios y de los agentes implicados, ya que este tipo de medidas requieren de la colaboración de los propios usuarios para tener éxito.
En pocas palabras, la eficiencia energética impregnó todas las decisiones administrativas del ayuntamiento, y sus beneficios fueron contados y trasladados a la ciudadanía que se abocó también a lograr este objetivo común.
Gracias a estas y otras medidas Rubí ha logrado, entre otras cosas, tener toda la flota de vehículos municipales 100% eléctrica, y estaciones de recarga solar, haber instalado sistemas de monitorización del consumo de sus principales edificios públicos, haber impulsado el primer congreso nacional por el cambio de modelo energético, haber conseguido que toda la electricidad consumida por el ayuntamiento esté certificada como energía 100% renovable y con un ahorro de más de 200.000 € respecto a los concursos anteriores donde no se pedía este requisito , haber hecho inversiones en casas particulares de personas en situación de pobreza energética, haber reducido en más de un 35% el consumo energético de las escuelas adscritas al programa, etc.
En palabras de Carmen, la transición energética es como aprender a leer, una vez lo comprendes ya no se puede volver atrás. Cuando aprenderemos a leer este nuevo futuro?

Si quereis una información más completa y detallada, podeis consultar la presentación adjunta en el siguiente enlace: (presentación en catalán, pero repleta de datos interesantes)

RUBI BRILLA_petit2

Ramon Sans entrevistado en el 3/24: el 2050 Cataluña puede ser autosuficiente energéticamente

En una reciente entrevista en el canal de noticias 3/24 el vicepresidente de CMES, Ramón Sans, expone brevemente la situación energética y las alternativas de que disponemos para poder llevar a cabo una transición energética hacia un modelo 100% renovable antes de 2050.

Recomendamos pues que vea esta INTERSA entrevista en el siguiente enlace:

Entrevista a Ramón Sans en el canal 3/24

En esta entrevista se expone en primer lugar el despilfarro energético actual del modelo energético fósil, señalando como la mayor parte de la energía que consumimos se lanza a la atmósfera en forma de calor sin aprovecharla, por lo que sólo se utiliza una cuarta parte de la energía quemada, y también se señala el disparate que supone contaminar la atmósfera y provocar el cambio climático que desconocemos como de profundo y perjudicial puede llegar a ser.

En segundo lugar se muestra que la transición energética hacia un modelo que permita a Cataluña ser autosuficiente energéticamente con energías renovables no sólo es posible, sino que supone un inmenso ahorro energético para la ciudadanía, ya que los combustibles fósiles cada año deben ser importados del exterior, mientras que el viento, el sol y la lluvia son gratuitos. En este contexto se calcula que de aquí al 2050 la importación de combustibles fósiles nos costará a los catalanes más de 1 billón de euros, mientras que la inversión en energías renovables necesaria para autoabastecerse nos de energía requeriría sólo una inversión de 70.000 millones de euros.

La única causa que está frenando el desarrollo de unas energías que son más ecológicas, más eficientes y más económicas es la presión que hacen las actuales empresas energéticas que dejarían de ingresar una enorme cantidad de dinero completarse esta transición.

300 años de combustibles fosiles en 300 segundos

Desde CMES os recomendamos ver el siguiente video donde se resume la historia energética de la humanidad durante los últimos 300 años, en el que se muestran los efectos que ha tenido sobre la humanidad el acceso a estos recursos energéticos, pero también las consecuencias que su abuso han comportado por el planeta.

Ahora se están agotando, y el planeta puede recuperarse completamente si emprendemos la transición inmediatamente y renunciamos al uso de los combistibles fósiles, pero si esperamos a su total agotamiento será demasiado tarde para adaptar nuestra civilización a un cambio tan drástico de modelo económico y social.

CMES colabora con la Asociación de Micropueblos de Cataluña para la implantación efectiva de la TE21

Desde el Área de Política Energética del Colectivo CMES se está colaborando con la Asociación de Micropueblos de Cataluña, que agrupa a más de 500 poblaciones de Cataluña de menos de 500 habitantes cada una, con el fin de estudiar la implantación de la Transición Energética hacia un modelo 100% renovable en cada uno de estos pueblos, inspirándose en la propuesta de transición TE21, publicada en el libro “El colapso es evitable” de Ramón Sans (vicepresidente de CMES) de la editorial Octaedro.

http://www.micropobles.cat/

Fruto de esta colaboración una decena de pueblos ya se han mostrados interesados ​​en esta iniciativa.

Así pues el colectivo CMES colaborará con Argençola, Abella de la Conca, Torrebesses, Lluçà, Ordis, Senan, El Brull, Castellolí y Vilanova de Prades y de otros para analizar sus necesidades y los recursos de los que dispone cada uno, así como los resíduos que generan para valorizar estos resíduos y las posibles tecnologías implantables para la generación de la autosuficiencia energètica. En una fase posterior también se estudiará la implantación de la movilidad sostenible.

Esperamos que la experiencia y el ejemplo de estos micropueblos, en la vanguardia de la transición hacia un modelo energético 100% renovable integrado en el entorno, se extienda y sirva de inspiración para otros pueblos y ciudades.

Aportaciones de CMES al Pacto Nacional para la Transición Energética en Cataluña

Dentro de la estrategia de CMES de generar conocimiento en relación a la transición energética hacia un modelo 100% renovable, se ha estado trabajando en la creación de una guía para la aplicación de esta transición en Cataluña para alcanzar este objetivo antes de 2050.

Este estudio ha sido realizado por diferentes socios y colaboradores de CMES expertos en diferentes materias, teniendo en cuenta aspectos tecnológicos, econèmics, territoriales, normativos, sociales, etc, y coincide plenamente con los objetivos del proceso de concertación abierto por el Gobierno de Cataluña en forma de diálogo social y político para diseñar un modelo energético que permita llegar al 2050 con el 100% de fuentes renovables (llamado Pacto Nacional para la Transición Energética en Cataluña, PNTEC).

Ante la coincidencia de los objetivos, el fruto de estos estudios ha sido entregado al Instituto Catalán de Energía (ICAEN), que es la entidad de la Generalitat de Cataluña encargada de elaborar y llevar a cabo la política energética catalana , en la reciente reunión que han mantenido la directora y el miembro de ICAEN Mercè Rius y Juan Esteban, con el presidente y el vicepresidente de CMES, Carles Riba y Ramon Sans, así como con el secretario y el coordinador de CMES, Josep Centelles Portella, y Eduard Furró España.

CMES no sólo busca lograr la transición energética, sino que incorpora de forma radical alcanzar la máxima democracia energética en beneficio de toda la sociedad y del tejido productivo. En este sentido, forman parte inseparable de los objetivos de CMES:

– Incorporar como elemento básico la generación distribuida con una amplia participación social

– Asegurar el derecho a la auto-generación

– Establecer fórmulas de balance neto (para la electricidad)

Asimismo se considera desde CMES que la energía debería pasar a ser considerado un bien básico (como el agua) por lo que los poderes públicos deberían asegurar el derecho de acceso y la garantía de suministro.

CMES da también por supuesto que la Transición Energética conlleva el cierre de las centrales nucleares y una cuidadosa preocupación para el impulso del almacenamiento de energía en sus más variadas formas como garantía pe completar la Transición Energética al 100%.

Podeis consultar aquí el documento de Aportaciones al Pacto Nacional para la Transición Energètica en Cataluña aprobado por CMES.

La trasició energética es posible y beneficiosa. Ocho publicaciones científicas lo confirman

Las energías fósiles se están agotando. Con el ritmo de consumos actual las reservas mundiales se habrán agotado antes del 2060, como se demuestra en el libro “Recursos energéticos y crisis” de la editorial Octaedro, escrito por el profesor de la UPC y presidente de CMES Carles Riba, y como se muestra en el siguiente gráfico.
01_A_V02
Algunos se refugian en negar la evidencia científica que supone el agotamiento de los recursos fósiles, mientras se ven obligados a recurrir a tecnologías cada vez más complejas, como el fracking, para extraer unos recursos cada vez más escasos. Otros proponen la energía nuclear con solución, obviando que también consume un recurso fósil muy escaso cono es el uranio, que se agotará en las próximas décadas. También hay quien propone falsas soluciones, como la captura de CO2, para permitir seguir quemando carbón sin emitir contaminación a la atmósfera, una tecnología que no impedirá que las reservas fósiles de carbón se acaben a mediados de este siglo.
Ante este escenario, la única solución viable es hacer una transición energética hacia un modelo energético sostenible basado en las energías renovables.
Al contrario de lo que mucha gente opina, las energías renovables son, hoy en día, una alternativa real que permitiría cubrir toda la demanda energética y prescindir de los recursos fósiles, con la consecuente reducción de las emisiones de contaminantes y, sorprendentemente para muchos, representado un enorme ahorro económico para todos aquellos países que no disponen de reservas de energía fósil.
Portades A continuación adjuntamos una lista de enlaces a artículos científicos y publicaciones de todo el mundo que analizan, en profundidad y con rigor, y que demuestran la viabilidad y conveniencia de emprender inmediatamente una transición hacia un modelo energético basado completamente en las energías renovables.

Transición a un modelo energético 100% renovable para el año 2050. Ámbito: Todo el mundo.
Transición a un modelo energético 100% renovable para el año 2050. Ámbito: Europa
Transición a un modelo energético 100% renovable para el año 2050. Ámbito: Dinamarca
Transición a un modelo energético 100% renovable para el año 2050. Ámbito: Bélgica
Transición a un modelo energético 100% renovable para el año 2050. Ámbito: Alemania
Transición a un modelo energético 100% renovable para el año 2050. Ámbito: Holanda
Transición a un modelo energético 100% renovable para el año 2050. Ámbito: California
Transición a un modelo energético 100% renovable para el año 2050. Ámbito: China, Japón y Corea

Todos estos artículos y publicaciones sostienen que, en cada uno de sus ámbitos de estudio, la transición energética hacia un modelo 100% renovable es una solución, no sólo viable, sino beneficiosa. Además sorprende que todos ellos utilicen la fecha de 2050 como límite temporal para hacer la transición, precisamente antes del agotamiento de las energías fósiles previsto como máximo para el año 2060.
Todos estos artículos llegan a conclusiones similares a las del estudio “El colapso es evitable” de la editorial Octaedro, escrito por el vicepresidente de CMES Ramon Sans en colaboración con Elisa Pulla, donde se expone la propuesta de transición hacia un modelo energético sostenible TE21 propuesto por CMES como solución para el caso catalán, español y europeo, frente al agotamiento de las energías fósiles, proporcionando a la vez una muy sustancial mejora económica al reducir las salidas de capital, aumentar la independencia energética de los países y ciudadanos, y realizando fuertes inversiones locales en tecnología y mano de obra especializada con alto valor añadido.

LA ESTAFA DEL DÉFICIT DE TARIFA. ¿Que es el déficit de tarifa?

Todos hemos notado que en los últimos años nuestras facturas eléctrica se han disparado de forma descontrolada, pero lo que mucha gente no sabe es que ese incremento es solo una parte de la subida de la electricidad, pues la subida ha sido aún mayor, solo que ese incremento adicional no nos lo han cobrado aún. Esa parte es la que se acumula en forma de deuda llamada déficit de tarifa.

Solo durante los primeros 6 meses de 2014 se han acumulado 3.656 millones de € de déficit de tarifa eléctrica, que se añaden a los más de 28.400 millones de € que el conjunto de clientes de las compañías eléctricas les debíamos a finales de 2013.

Así pues el déficit de tarifa es una deuda que todos los ciudadanos de este país hemos contraído con las principales compañías eléctricas de España, con el beneplácito del Gobierno, y que sigue aumentando año tras año, aun habiendo pagado puntualmente todas las facturas eléctricas. Esta deuda representa que cada uno de los 47 millones de ciudadanos españoles adeudamos 680€ a las empresas eléctricas, dinero que deberá ser pagado con futuras subidas de la tarifa eléctrica.

El llamado déficit de tarifa empezó a crearse a partir del año 2000, cuando el gobierno de José María Aznar decretó que el coste de la energía eléctrica no podía subir para los consumidores más de un 2% anual. En vez de tomar medidas que impidieran dicha subida más allá del 2%, simplemente se decretó que cualquier subida superior a ese porcentaje se acumularía bajo el concepto de déficit de tarifa para ser pagado en un futuro, de modo que no se abarató la energía, sino que pospuso su pago a un futuro que ya ha llegado.

Así pues, según el gobierno, el déficit de tarifa se genera porque el coste de generar energía eléctrica y transportarla hasta nuestras casas es superior al precio que pagamos por ella a través de los recibos. Como las compañías eléctricas no pueden vender un producto por debajo de su coste, la diferencia (el déficit de tarifa) ha sido pagada mediante la emisión de una deuda que está a nombre de todos los consumidores de electricidad y que ahora hay que devolver.

Esto explica la creación del déficit de tarifa, pero no las razones por las que ese déficit ha alcanzado la increíble cifra de los 30.000 millones de € a pesar de haber pagado nuestras facturas y a pesar de soportar la tercera tarifa eléctrica más cara de toda Europa ¿porque nuestros vecinos europeos pagan la electricidad más barata y a pesar de ello no tienen ningún déficit de tarifa?
Sigue leyendo

Gran éxito de la presentación del TE21 en la sala Atlàntida de Vic

Fotos

Este pasado miércoles 5 de noviembre nuestro compañero, y vicepresidente de CMES, Ramon Sans presentó en la sala Atlántida de la ciudad de Vic la propuesta de Transición Energética del siglo XXI -TE21- surgida fruto del análisis de la situación y las perspectivas energéticas de nuestra sociedad, y que plantea una sustitución gradual de toda la energía fósil por energía renovable en un plazo de pocas décadas, evaluando los costes y los beneficios, y demostrando que hacer esta transición no sólo es posible, sino que supondría un importantísimo ahorro económico, y demostrando también que no hacerla nos encamina a un colapso energético en un plazo inferior a los 40 años debido al agotamiento de las energías fósiles.
La presentación despertó mucho interés, y la sala presentaba un lleno casi absoluto, con unos 600 asistentes.
Este éxito de asistencia, y el interés demostrado por los asistentes durante y después de la charla resultaron emocionantes para Ramón Sans, especialmente por ser Vic su población natal.
La charla despertó la atención y el interés de los asistentes, como se pudo constatar especialmente en el último turno de preguntas, donde se puso de manifiesto la sensibilidad y la preocupación creciente que presenta la sociedad respecto tanto al problema medioambiental del modelo actual como respecto la necesidad de afrontar un nuevo modelo energético de futuro.
En definitiva esta charla ha supuesto un paso más de comunicación social de nuestras inquietudes como colectivo CMES, de la mano didáctica de Ramon Sans, y ha obtenido una respuesta social que nos invita a continuar nuestra labor con más intensidad.
Ante el éxito obtenido, el Aula de Extensión Universitaria de Barberà del Vallès también ha organizado una charla similar convocada para el próximo 26 de mayo en la Biblioteca Esteve Paluzie. Os invitamos pues a asistir a esta o cualquiera de las muchas charlas que organiza CMES, y que podrá conocer a través de la agenda de este blog, o a través de nuestro Facebook.

Agradecemos también a Eduard Furró la nota de prensa y las fotografías realizadas con motivo de este acto.

Investigadores de la UVA prevén problemas de suministro energético mundial en menos de seis años

Hemos conocido, a través de una noticia publicada en el periódico “El Norte de Castilla” que un equipo de investigadores de la Universidad de Valladolid (UVA) ha desarrollado un modelo informático para el análisis prospectivo de los recursos energéticos mundiales cuyos resultados muestran que el mercado energético mundial sufrirá graves tensiones entre oferta y demanda entre 2020 y 2030.

El trabajo, publicado recientemente en Energy, revista científica de alto impacto, muestra que si las tendencias observadas en la economía mundial no cambian drásticamente, sectores como el transporte tendrán problemas para satisfacer su demanda creciente de energía en los próximos seis años (antes de 2020), mientras que sectores como el industrial, el residencial o la electricidad pueden tener problemas antes de 2030.

Las conclusiones del estudio apuntan a que será necesaria la confluencia de avances tecnológicos con importantes innovaciones sociales, políticas e institucionales para permitir una transición hacia un modelo energético global sin graves problemas en el suministro energético mundial.

Este estudio viene a confirmar los resultados de los estudios propios desarollados por CMES, y apoya la conclusión de que una transición energética hacia un suministro totalmente renovable debe ser emprendida de inmediato como la propuesta TE21 para un nuevo modelo energético apoyada por CMES.

CMES expondrá su propuesta TE21 ante el Instituto de la Energía y el Transporte de la Comisión Europea

La propuesta de transición energética TE21 propuesta por CMES, y expuesta en el libro “El colapso es evitable” de la editorial Octaedro, escrito por el vicepresidente de CMES Ramon Sans en colaboración con Elisa Pulla, ha despertado el interés del “ Instituto de la Energía y el Transporte (IET) ” de la Comisión Europea.
Por este motivo CMES ha recibido una invitación formal de este organismo para que Ramón Sans y el presidente de CMES Carles Riba, autor del libro “Recursos energéticos y crisis” también de la editorial Octaedro, viajen a la sede del IET en los Países Bajos y expongan sus estudios y conclusiones en próximo 12 de enero.
El Instituto de la Energía y el Transporte (IET) da apoyo científico y técnico en temas de energía a los responsables políticos de la Unión Europea (UE), prestando especial atención a la seguridad del abastecimiento energético y la producción de energía más sostenible, más segura y más limpia y su uso en el futuro.
El IET es uno de los siete institutos del “ Centro Común de Investigación ” (JRC por sus siglas en inglés) de la Comisión Europea. Las JRC funciona como centro de referencia de la ciencia y la tecnología de la UE, y aconsejan durante el proceso de formulación de políticas, sirviendo al interés común de los Estados miembros y de manera independiente de intereses particulares, ya sean comerciales o nacional.
El IET tiene su sede tanto en Petten (Países Bajos) como en Ispra (Italia), y cuenta con un equipo multidisciplinar de más de 300 académicos, personal técnico y de apoyo.
Desde CMES agradecemos el interés mostrado, y nos alegramos de que propuestas de transición energética como la TE21puedan ser valoradas de manera independiente y transmitidas tanto a la sociedad como a los órganos políticos, ya que fue con este interés que CMES fue fundado.
Esperamos poder publicar en próximas fechas el resultado de esta experiencia.