Ramon Sans entrevistado en el 3/24: el 2050 Cataluña puede ser autosuficiente energéticamente

En una reciente entrevista en el canal de noticias 3/24 el vicepresidente de CMES, Ramón Sans, expone brevemente la situación energética y las alternativas de que disponemos para poder llevar a cabo una transición energética hacia un modelo 100% renovable antes de 2050.

Recomendamos pues que vea esta INTERSA entrevista en el siguiente enlace:

Entrevista a Ramón Sans en el canal 3/24

En esta entrevista se expone en primer lugar el despilfarro energético actual del modelo energético fósil, señalando como la mayor parte de la energía que consumimos se lanza a la atmósfera en forma de calor sin aprovecharla, por lo que sólo se utiliza una cuarta parte de la energía quemada, y también se señala el disparate que supone contaminar la atmósfera y provocar el cambio climático que desconocemos como de profundo y perjudicial puede llegar a ser.

En segundo lugar se muestra que la transición energética hacia un modelo que permita a Cataluña ser autosuficiente energéticamente con energías renovables no sólo es posible, sino que supone un inmenso ahorro energético para la ciudadanía, ya que los combustibles fósiles cada año deben ser importados del exterior, mientras que el viento, el sol y la lluvia son gratuitos. En este contexto se calcula que de aquí al 2050 la importación de combustibles fósiles nos costará a los catalanes más de 1 billón de euros, mientras que la inversión en energías renovables necesaria para autoabastecerse nos de energía requeriría sólo una inversión de 70.000 millones de euros.

La única causa que está frenando el desarrollo de unas energías que son más ecológicas, más eficientes y más económicas es la presión que hacen las actuales empresas energéticas que dejarían de ingresar una enorme cantidad de dinero completarse esta transición.

Entrevista a Ramon Sans en 9TV

El pasado día 15 de enero en presidente de CMES y autor del libro “El colapso es evitable” de la editorial Octaedro, Ramon Sans, fue entrevistado por Jordi Molet en el programa televisivo 7 días, del canal 9TV, donde se expusieron las tesis de CMES.

Recomendamos pues a todos aquellos interesados en temas energéticos que vean la entrevista que se enlaza a continuación.

Enlace a la entrevista a Ramon Sans en 9TV

CMES colabora con la Asociación de Micropueblos de Cataluña para la implantación efectiva de la TE21

Desde el Área de Política Energética del Colectivo CMES se está colaborando con la Asociación de Micropueblos de Cataluña, que agrupa a más de 500 poblaciones de Cataluña de menos de 500 habitantes cada una, con el fin de estudiar la implantación de la Transición Energética hacia un modelo 100% renovable en cada uno de estos pueblos, inspirándose en la propuesta de transición TE21, publicada en el libro “El colapso es evitable” de Ramón Sans (vicepresidente de CMES) de la editorial Octaedro.

http://www.micropobles.cat/

Fruto de esta colaboración una decena de pueblos ya se han mostrados interesados ​​en esta iniciativa.

Así pues el colectivo CMES colaborará con Argençola, Abella de la Conca, Torrebesses, Lluçà, Ordis, Senan, El Brull, Castellolí y Vilanova de Prades y de otros para analizar sus necesidades y los recursos de los que dispone cada uno, así como los resíduos que generan para valorizar estos resíduos y las posibles tecnologías implantables para la generación de la autosuficiencia energètica. En una fase posterior también se estudiará la implantación de la movilidad sostenible.

Esperamos que la experiencia y el ejemplo de estos micropueblos, en la vanguardia de la transición hacia un modelo energético 100% renovable integrado en el entorno, se extienda y sirva de inspiración para otros pueblos y ciudades.

Aportaciones de CMES al Pacto Nacional para la Transición Energética en Cataluña

Dentro de la estrategia de CMES de generar conocimiento en relación a la transición energética hacia un modelo 100% renovable, se ha estado trabajando en la creación de una guía para la aplicación de esta transición en Cataluña para alcanzar este objetivo antes de 2050.

Este estudio ha sido realizado por diferentes socios y colaboradores de CMES expertos en diferentes materias, teniendo en cuenta aspectos tecnológicos, econèmics, territoriales, normativos, sociales, etc, y coincide plenamente con los objetivos del proceso de concertación abierto por el Gobierno de Cataluña en forma de diálogo social y político para diseñar un modelo energético que permita llegar al 2050 con el 100% de fuentes renovables (llamado Pacto Nacional para la Transición Energética en Cataluña, PNTEC).

Ante la coincidencia de los objetivos, el fruto de estos estudios ha sido entregado al Instituto Catalán de Energía (ICAEN), que es la entidad de la Generalitat de Cataluña encargada de elaborar y llevar a cabo la política energética catalana , en la reciente reunión que han mantenido la directora y el miembro de ICAEN Mercè Rius y Juan Esteban, con el presidente y el vicepresidente de CMES, Carles Riba y Ramon Sans, así como con el secretario y el coordinador de CMES, Josep Centelles Portella, y Eduard Furró España.

CMES no sólo busca lograr la transición energética, sino que incorpora de forma radical alcanzar la máxima democracia energética en beneficio de toda la sociedad y del tejido productivo. En este sentido, forman parte inseparable de los objetivos de CMES:

– Incorporar como elemento básico la generación distribuida con una amplia participación social

– Asegurar el derecho a la auto-generación

– Establecer fórmulas de balance neto (para la electricidad)

Asimismo se considera desde CMES que la energía debería pasar a ser considerado un bien básico (como el agua) por lo que los poderes públicos deberían asegurar el derecho de acceso y la garantía de suministro.

CMES da también por supuesto que la Transición Energética conlleva el cierre de las centrales nucleares y una cuidadosa preocupación para el impulso del almacenamiento de energía en sus más variadas formas como garantía pe completar la Transición Energética al 100%.

Podeis consultar aquí el documento de Aportaciones al Pacto Nacional para la Transición Energètica en Cataluña aprobado por CMES.

Respuesta innovadora al reto del almacenamiento de energía eléctrica renovable

Dentro del Workshop organizado por CMES el pasado día 15 de junio, titulado Ideas Geniales Energéticas, donde se propusieron y analizar diferentes propuestas innovadoras orientadas a facilitar la transición energética, se expuso la siguiente propuesta de Ramon Sans Rovira, Vicepresidente de CMES. La propuesta es una solución prevista para almacenar energía: lo que llama Centrales Compactos de Hidrógeno (CCH).

Hidrogen

Las CCH pueden ser la apuesta definitiva para enfocar de manera muy evidente la Transición Energética TE21 hacia las Renovables, defendida por CMES, y descrita en el libro también de Ramon Sans: “El colapso es evitable” de la editorial Octaedro.

Las energías renovables ya han demostrado que pueden ser la única fuente de energía de futuro de nuestra sociedad. Lo demuestra el hecho de que los aerogeneradores instalados en la Península Ibérica ya son capaces de cubrir cerca del 25% de toda la demanda de energía eléctrica, y que las energías renovables en conjunto proporcionan actualmente la mitad de la energía eléctrica que gastamos.

A pesar de ello, para completar la transición energética hacia un modelo de generación, totalmente renovable, hay que superar dos cuellos de botella tecnológicos:

El primer cuello de botella es que las energías renovables tienen una producción variable que depende de las condiciones atmosféricas, y que no puede adaptarse a los tiempos de las necesidades del consumo, que también son variables. Esta doble fluctuación de la generación y la demanda se regula actualmente poniendo en marcha o desconectando centrales hidráulicas y centrales que queman combustibles fósiles para que en ningún momento sobre o falte energía eléctrica. Como el viento o el sol no se pueden encender o apagar a discreción, para poder prescindir totalmente de la energía fósil, es necesario acumular energía eléctrica durante las horas del día o los meses del año de mayor producción, con el fin de consumir -la durante las horas o días de mayor consumo.

El segundo cuello de botella es que una parte importante del consumo energético actual se dedica al transporte tanto de personas como de mercancías, ya sea por tierra, mar o aire, mediante vehículos que consumen combustibles fósiles, y que habrá que sustituir por vehículos eléctricos, la mayoría con acumulación ya sea de batería o de hidrógeno.

Existen diferentes tecnologías que permiten esta acumulación pero la que ofrece una mayor versatilidad y capacidad es el hidrógeno como vector energético. Su principio de funcionamiento es sencillo, se consume energía eléctrica para producir hidrógeno extraído del agua mediante hidrólisis que se comprime y almacena. Cuando se quiere recuperar una parte de la energía invertida en la producción de este hidrógeno, se descomprime y se vuelve a combinar con el oxígeno a través de células de hidrógeno, liberando electrones y agua, y produciendo energía eléctrica. Esta es una tecnología muy limpia y actualmente tiene un grado de desarrollo tecnológico muy elevado, que desgraciadamente no se h implementado por razones diversas. Sin embargo hay que calificar esta tecnología de prometedora y hay que seguir investigando para poder dar el salto definitivo y liberarnos totalmente de la energía fósil.

Las Centrales Compactos de Hidrógeno propuestas por Ramon Sans, en curso de patente, consisten en unos elementos compactos, containers, totalmente modulares, de dimensiones diversas y aparellables o apilables, que permitirán, en un solo conjunto, convertir la electricidad sobrante de renovables, en hidrógeno, almacenarlo durante largos o cortos periodos de tiempo y regenerar en forma de electricidad cuando convenga.

En una primera configuración básica GMR (Generador-Almacén-Regenerador) cada una de estas centrales tendrá una unidad de hidrólisis, un compresor y un depósito de almacenaje, así como una célula regeneradora de energía. Estas centrales consumirían energía eléctrica de renovables o de red para fabricar y acumular hidrógeno cuando hubiera un exceso de producción, por ejemplo durante los días ventosos, y llevarán los días de poca producción se convertirían en pequeñas centrales modulares generadoras de electricidad que suplirían toda esa energía demandada que no pudiera ser satisfecha por las fuentes de energía renovable. Las GMR se podrían distribuir en cada barrio, edificio o vivienda, cerca de los puntos de consumo, por lo que se minimizarían las líneas eléctricas, y por tanto las pérdidas, de transporte de energía eléctrica.
Una segunda configuración básica sería llamada GMD (Generador-Almacén-Dispensador de hidrógeno), ubicable en las actuales estaciones de combustibles que sería la fuente de suministro para vehículos de hidrógeno que ya son producidos por la mayoría de fabricantes de automoción y que en el futuro pueden impulsar camiones, barcos y aviones.

Una tercera configuración M (Almacén), sería complementaria y aparellable o apilable en cualquiera de las dos anteriores GMR o GMD, a fin de aumentar de manera muy considerable la capacidad de Almacén. Se contempla también la opción de unidades M (Almacén) móviles.

Mediante una combinación de GMR y M también sería posible crear unidades reguladoras modulares conectadas a la red eléctrica. o unidades básicas de Car-Sharing.

Los peligros de alargar la vida de las plantas nucleares

ge_nu_Cofrentes2_300-672x372
Las centrales nucleares existentes en España fueron inicialmente construidas calculando una vida útil de entre 30 y 40 años, esto significa que sus componentes estaban calculados para resistir el desgaste del funcionamiento durante este período.
Actualmente la industria nuclear está presionando fuertemente para conseguir que el gobierno permita a las centrales nucleares existentes, que en su mayoría ya han superado esta vida útil o están a punto de hacerlo, puedan seguir operando durante 20 años más. Es decir que pretenden hacerlas funcionar más allá de lo que sus componentes pueden resistir sólo para incrementar sus beneficios, incrementando el riesgo de un grave accidente nuclear en el país.
Para saber más de este tema se recomienda legua el interesante artículo publicado por Pep Puig en el artículo “Jugando a la ruleta rusa con la nuclear”, publicado recientemente.

Gran éxito de la presentación del TE21 en la sala Atlàntida de Vic

Fotos

Este pasado miércoles 5 de noviembre nuestro compañero, y vicepresidente de CMES, Ramon Sans presentó en la sala Atlántida de la ciudad de Vic la propuesta de Transición Energética del siglo XXI -TE21- surgida fruto del análisis de la situación y las perspectivas energéticas de nuestra sociedad, y que plantea una sustitución gradual de toda la energía fósil por energía renovable en un plazo de pocas décadas, evaluando los costes y los beneficios, y demostrando que hacer esta transición no sólo es posible, sino que supondría un importantísimo ahorro económico, y demostrando también que no hacerla nos encamina a un colapso energético en un plazo inferior a los 40 años debido al agotamiento de las energías fósiles.
La presentación despertó mucho interés, y la sala presentaba un lleno casi absoluto, con unos 600 asistentes.
Este éxito de asistencia, y el interés demostrado por los asistentes durante y después de la charla resultaron emocionantes para Ramón Sans, especialmente por ser Vic su población natal.
La charla despertó la atención y el interés de los asistentes, como se pudo constatar especialmente en el último turno de preguntas, donde se puso de manifiesto la sensibilidad y la preocupación creciente que presenta la sociedad respecto tanto al problema medioambiental del modelo actual como respecto la necesidad de afrontar un nuevo modelo energético de futuro.
En definitiva esta charla ha supuesto un paso más de comunicación social de nuestras inquietudes como colectivo CMES, de la mano didáctica de Ramon Sans, y ha obtenido una respuesta social que nos invita a continuar nuestra labor con más intensidad.
Ante el éxito obtenido, el Aula de Extensión Universitaria de Barberà del Vallès también ha organizado una charla similar convocada para el próximo 26 de mayo en la Biblioteca Esteve Paluzie. Os invitamos pues a asistir a esta o cualquiera de las muchas charlas que organiza CMES, y que podrá conocer a través de la agenda de este blog, o a través de nuestro Facebook.

Agradecemos también a Eduard Furró la nota de prensa y las fotografías realizadas con motivo de este acto.

CMES expondrá su propuesta TE21 ante el Instituto de la Energía y el Transporte de la Comisión Europea

La propuesta de transición energética TE21 propuesta por CMES, y expuesta en el libro “El colapso es evitable” de la editorial Octaedro, escrito por el vicepresidente de CMES Ramon Sans en colaboración con Elisa Pulla, ha despertado el interés del “ Instituto de la Energía y el Transporte (IET) ” de la Comisión Europea.
Por este motivo CMES ha recibido una invitación formal de este organismo para que Ramón Sans y el presidente de CMES Carles Riba, autor del libro “Recursos energéticos y crisis” también de la editorial Octaedro, viajen a la sede del IET en los Países Bajos y expongan sus estudios y conclusiones en próximo 12 de enero.
El Instituto de la Energía y el Transporte (IET) da apoyo científico y técnico en temas de energía a los responsables políticos de la Unión Europea (UE), prestando especial atención a la seguridad del abastecimiento energético y la producción de energía más sostenible, más segura y más limpia y su uso en el futuro.
El IET es uno de los siete institutos del “ Centro Común de Investigación ” (JRC por sus siglas en inglés) de la Comisión Europea. Las JRC funciona como centro de referencia de la ciencia y la tecnología de la UE, y aconsejan durante el proceso de formulación de políticas, sirviendo al interés común de los Estados miembros y de manera independiente de intereses particulares, ya sean comerciales o nacional.
El IET tiene su sede tanto en Petten (Países Bajos) como en Ispra (Italia), y cuenta con un equipo multidisciplinar de más de 300 académicos, personal técnico y de apoyo.
Desde CMES agradecemos el interés mostrado, y nos alegramos de que propuestas de transición energética como la TE21puedan ser valoradas de manera independiente y transmitidas tanto a la sociedad como a los órganos políticos, ya que fue con este interés que CMES fue fundado.
Esperamos poder publicar en próximas fechas el resultado de esta experiencia.

Regulación y servicios públicos

Para aquellos que no hayáis podido asistir a la ponencia sobre Regulación y Servicios públicos que nos ofreció Juan Gaya, ingeniero industrial especialista en agua y ex gerente del Consorcio de Gestión Integral de Aguas de Cataluña, os ofrecemos su presentación en la que se analizan las características de los servicios públicos y los servicios de interés económico general.
Los servicios de interés económico general, aunque suelen ser prestados por agentes privados, tienen atribuidos rasgos de servicios públicos, en atención a que se basan en bienes de dominio público, o que hay que asegurar el acceso de los ciudadanos, oa las garantías que requieren los grandes volúmenes de inversión necesarios. Por eso los poderes públicos definen un marco estratégico adecuado y contagian su administración a la figura del regulador.
El regulador interviene entre otras cuestiones, en la administración del recurso (derechos de uso), en la determinación de tarifas, en el control de costes, o en la vigilancia de la competencia que es connatural a la razón de ser de esta tipo de servicios. Para poder hacer su trabajo requiere ser competente, independiente y estar dotado de la autoridad que le confieren los dos requisitos anteriores y que le otorgan las normas.
Naturalmente, la figura del regulador es golosa y poderes públicos y actores tratan de convencerle de la bondad de sus propuestas. El riesgo tiene un nombre: captura del regulador. Por elevación, el TTIP hoy en negociación a nivel transatlántico puede poner límites dramáticos en la capacidad de decisión de los estados, que limitarán la vez las posibilidades de las regulaciones independientes.

Un modelo energético 100% renovable es posible y más barato

En un reciente artículo publicado en “El periódico de la energía”, se analiza la propuesta de nuevo modelo energético sostenible TE21 propuesto por CMES, i publicado en el libro “El colapso es evitable” de la editorial Octaedro, escrito por el vicepresidente de CMES Ramon Sans en colaboración con Elisa Pulla. El libro plantea un nuevo modelo energético 100% basado en energias renovables, tanto desde el punto de vista de su viabilidad tecnológica, como analizando su viabilidad económica, y presentando datos y cifras de la evolución al nuevo modelo en diferentes países, entre los que destacan Cataluña, España, Francia, Italia y Alemania.

“El colapso es evitable” plantea que el actual modelo de consumo energético conduce a una crisis energética, económia y social en pocas décadas a causa del constante crecimiento del consumo de energias fósiles i del agotamiento de las reservas. Este aspecto fue analizado por Carles Riba, presidente de CMES, en su libro “Recursos energéticos y crisis“.

Así pues os invitamos a leer tanto el citado artículo del periódico de la energía, como los libros de Carles Riba y Ramon Sans. También podeis conocer mejor la propuesta de un nuevo modelo energético TE21 asistiendo a alguna de las numerosas charlas que CMES organiza periódicamente.